¿No utilizas cepillos de limpieza?

A menudo me sorprendo cuando voy a las casas y veo que junto a los productos de limpieza o incluso cerca del fregadero, hay unos cepillos de dientes. Cuando pregunto por la función que tienen esos cepillos, normalmente siempre me contestan que son cepillos de dientes desechados y que ahora los utilizan para limpiar.

Es cierto que, según la recomendación del dentista, debemos cambiar el cepillo de dientes cada tres meses ya que, según un estudio, el 80% de los cepillos de dientes contienen millones de microorganismos por el contacto que tienen con nuestra boca. Pero no es menos cierto que el cepillo de dientes es uno de los 10 puntos de la casa donde más gérmenes se acumulan, y ello sin olvidarnos, que están específicamente diseñados para la higiene bucal y tan solo para esa función.

Por eso, entre extrañada y crítica, les pregunto si no saben que en el mercado existen cepillos de limpieza que, teniendo la misma apariencia que los cepillos de dientes, están específicamente diseñados para limpiar. La respuesta a mi pregunta suele ser siempre la misma: no, no lo sabía y no había oído nunca hablar de ellos.

Pues sí, los hay. Hace ya muchos años, investigando productos de las marcas que yo suelo utilizar en casa, descubrí que la marca oxo good grips tenía unos cepillos de limpieza y decidí probarlos.

Vienen en un pack compuesto por dos cepillos de diferentes tamaños. Uno de ellos es más grande y tiene forma rectangular. El otro, por el contrario, es más pequeño y tiene en uno de sus extremos una cuña de goma que resulta utilísima para limpiar los lugares más recónditos. Pese a su apariencia de cepillos de dientes, sus cerdas, que están fabricadas en nylon, son mucho más fuertes y resistentes que las de un cepillo de dientes. Ello facilita mucho la limpieza de las zonas más rebeldes y menos accesibles de la casa, cumpliendo muy bien con su objetivo.

Son muy prácticos y cómodos de usar. Además su mango es ergonómico y antideslizante. Se pueden utilizar para limpiar: las juntas de las baldosas, la junta de la encimera, la junta de la vitrocerámica, la tostadora, las esquinas del horno y del microondas, la cafetera, los rincones de la nevera, las juntas de la ducha, los peines y cepillos del pelo, las persianas, las bisagras del wáter, el teclado del ordenador, el mando a distancia, etc.

Para mí, son unos aliados imprescindibles a la hora de limpiar.

¿De verdad quieres seguir limpiando con cepillos de dientes sabiendo que existen cepillos de limpieza?

Me gustaría conocer tú opinión.

Elena Bermúdez
Organizadora profesional