Pensando en cómo podía explicaros mi metodología de trabajo, me decidí a investigar y encontré una con la cual me siento muy identificada.

Se trata del método de las 5S, así denominado por la primera letra del nombre que en japonés designa a cada una de sus cinco etapas. Es una técnica de gestión japonesa basada en cinco principios simples.

Se inició en Toyota en los años sesenta con el objetivo de lograr lugares de trabajo mejor organizados, más ordenados y más limpios para conseguir una mayor productividad y un mejor entorno laboral.

Las 5S han tenido una amplia difusión y son numerosas las organizaciones de diversa índole que lo utilizan, tales como: empresas industriales, empresas de servicios, hospitales, centros educativos o asociaciones.

El orden se entiende aquí como parte del equilibrio personal que lleva a mejorar la calidad de vida de las personas.

Con orden y limpieza - 5S

 

Los principios de dicha técnica son:

SEIRI: ORGANIZACIÓN
Identificación y separación de los materiales necesarios de los innecesarios, eliminando estos últimos. Es fundamental hacer una estimación objetiva de todos los elementos que no sean necesarios y clasificar lo útil de acuerdo a su grado de necesidad.
SEITON: ORDEN
Consiste en establecer el modo en que deben ubicarse los materiales necesarios, de manera que sea fácil y rápido encontrarlos, utilizarlos y reponerlos. La falta de orden redunda en pérdida de tiempo.
SEISO: LIMPIEZA
Tarea basada en la eliminación e identificación de las fuentes de suciedad, asegurando que todos los medios se encuentren siempre en perfecto estado.
Estas tres primeras fases son operativas y se complementan con las dos últimas que son las que hacen posible la persistencia de la mejora a través del hábito y la práctica:
SEIKETSU: CONTROL VISUAL
Trata de distinguir fácilmente una situación normal de otra anormal, mediante pautas sencillas para todos. El desafío es mantener el lugar de trabajo o la casa en óptimas condiciones.
SHITSUKE. DISCIPLINA Y HÁBITO
Actitud permanente de trabajar de acuerdo con las normas establecidas.

Al leer estás líneas seguro que estaréis pensando que ésta es la filosofía que sigue Marie Kondo. Pues no exactamente, pues existen pocas similitudes y algunas diferencias que ahora paso a detallaros.

Respecto al primer punto, el método de las 5S habla de identificar y separar los materiales necesarios de los innecesarios y en eliminar estos últimos. Marie Kondo, frente a este criterio de la necesidad, nos invita a descartar todo aquello que no nos produzca alegría o felicidad.

Respecto al segundo punto, Marie Kondo recomienda organizar por categorías. El método de las 5S aplica otros criterios como, por ejemplo, la disposición en ubicaciones en función de la frecuencia de uso, es decir, las cosas que se usan juntas, se almacenan juntas.

En lo que sí que coinciden es en destinar un espacio para cada cosa y ubicar cada cosa en su lugar.

Por lo que respecta al resto de las S, Marie Kondo no hace mención alguna sobre el control visual, la disciplina y el hábito.

En cuanto al control visual, ella no es partidaria de rotular lo que hay en cada sitio, considera que hace ruido. Lo cual me parece muy discutible ya que el quitar las etiquetas a los productos de limpieza, geles, etc. puede llevar a confusión, sin contar con la pérdida de tiempo que puede suponernos adivinar qué tenemos en cada bote.

Y en cuanto a la disciplina y el hábito del orden, yo personalmente considero que son necesarias unas rutinas de orden hasta que finalmente se conviertan en un hábito.

El resultado de esta práctica, manejada con convicción y constancia, redundará tanto en productividad en el ámbito del trabajo y el hogar, como en satisfacción personal por los logros obtenidos.

Elena Bermúdez
Organizadora Profesional