Hace un par de días recibí la consulta de una seguidora de mi página preguntándome qué detergente y suavizante le podía recomendar para lavar su ropa.

El pasado 29 de diciembre en el taller que impartí en Leroy Merlin Alicante y que llevaba por título “Aprende a limpiar tu casa con productos ecológicos” hablamos sobre este tema. Por eso, me ha parecido interesante profundizar un poco más sobre si somos realmente conscientes de los riesgos que puede entrañar para nuestra salud, y para la de los más pequeños de la casa, lavar nuestra ropa con productos poco adecuados.

Jabón o detergente son dos palabras que usamos para designar el producto que utilizamos en la lavadora y, aunque su finalidad es la misma (limpiar las prendas), jabones y detergentes son productos diferentes.

El uso de compuestos para lavar la ropa es conocido desde la antigüedad. Pero a principios del siglo XX, ante la dificultad para conseguir materias primas, se fueron introduciendo cambios en sus fórmulas que terminaron dando lugar a los detergentes.

La diferencia básica que existe entre unos y otros es que los jabones se fabrican a partir de sustancias naturales, como las grasas animales y vegetales, mientras que los detergentes se elaboran a partir de materias primas sintéticas, muchas de ellas derivadas del petróleo.

Los productos químicos encontrados en los detergentes para la ropa pueden causar una variedad de problemas de salud que, sobre todo en los niños, dan lugar a irritaciones en la piel, ojos y sistema respiratorio.

El inconveniente se produce cuando los residuos químicos se transfieren de la ropa a la piel o se evaporan en el aire, posibilitando así ser inhalados. Por eso, si tus hijos son sensibles a los productos químicos o tienen alergias, puede que sean más intolerantes a los ingredientes de los detergentes.

Por otro lado, el suavizante para la ropa es un producto que se utiliza en el proceso de lavado con la finalidad de conservar la suavidad de las prendas y darles al propio tiempo un aroma agradable.

El problema del suavizante no reside tanto en las pequeñas cantidades de ingredientes que contienen cuanto que, debido a su uso constante, terminan entrando en gran medida en nuestro organismo componentes químicos bastante peligrosos que pueden llegar a comprometer la salud, en especial la de los niños.

 

Hace ya algunos años, preocupada por este tema, descubrí Jabones Beltrán, la primera marca española de jabones y detergentes para la ropa con certificado ecológico. Esta línea de productos limpia y cuida la ropa sin necesidad de utilizar suavizante. Son productos fabricados a base de ingredientes vegetales 100% de origen natural.

Os animo como propósito de año nuevo, a probar los productos ecológicos para el cuidado de vuestra ropa. Ganaras tú, pero también nuestro planeta.

 

Elena Bermúdez.

Organizadora Profesional.