Cuando pensamos en satisfacer nuestras necesidades, en adquirir productos de limpieza para nuestro hogar, lo primero que se nos viene a la mente es: eficacia, versatilidad, facilidad de uso y ahorro. Pero la mayoría de los consumidores, como norma general, suelen adquirir desinfectantes, detergentes y limpiadores químicos, sin darse cuenta de lo contaminantes que pueden llegar a ser para el medio ambiente.

Hace un par de años publiqué un post con el título “Yo limpio mi casa con una piedra ¿y tú?”. Así que, investigando un poco más sobre la marca, me di cuenta de que tenían una gama de productos que eran sostenibles y respetuosos con el medio ambiente, https://starwaxthefabulous.es/. Fue entonces cuando me decidí a probarlos.

Si hay algo que realmente me impactó, desde que probé los productos de starwax the fabulous, fue la versatilidad que tienen. Un solo producto puede tener diferentes aplicaciones, pero cuando los combinas, ¡esas opciones se multiplican!

Me recuerdan a los productos que utilizaba mi abuela, y los asocio, a la limpieza tradicional, que, desde luego, funciona. Esa, que te ayuda a resolver de forma sencilla los problemas de limpieza con productos esenciales, tradicionales y puros, como eran los de antaño.

Todos los productos que he probado me han parecido realmente fantásticos. En su gama tienen productos tan conocidos como: el vinagre blanco, el jabón de Marsella, el percarbonato y el bicarbonato de sodio. Pero tienen otros productos, tales como: los cristales de sosa, el ácido cítrico, la sal de acedera o el jabón negro, que, para mí han supuesto, sin duda, todo un descubrimiento y una revolución.

Los cristales de sosa y el jabón negro los utilizo fundamentalmente en la cocina, ya que eliminan la grasa tanto en la placa, como en la campana extractora y la puerta del horno, entre otros. También utilizo los cristales de sosa conjuntamente con el vinagre blanco para desatascar y eliminar ese olor tan molesto que en ocasiones desprenden las tuberías.

El ácido cítrico lo empleo semanalmente para limpiar el depósito de agua de la cafetera. Lo usé en una ocasión para eliminar el óxido de unas sillas de metal que teníamos en el exterior de mi casa, y aluciné con el resultado.

La sal de acedera la he utilizado para blanquear y limpiar unas manchas de oxido que tenia un mantel de mi abuela. Os aseguro que había probado anteriormente muchísimos productos sin haber obtenido el resultado que buscaba, y gracias a esta sal, ¡mantel a estrenar!

El jabón negro, producto sin el cual no imagino mi limpieza diaria, es, sin duda, el mayor de los descubrimientos. Lo utilizo para un sinfín de usos, ya sea en solitario o combinado con otros productos. Pero especialmente el uso que yo le doy es para limpiar el suelo de mi casa, y como sustitutivo a cualquier desengrasante de uso convencional. Es un producto que limpia, desengrasa, elimina las manchas y protege las superficies.

¿Qué quieres eliminar una mancha y no sabes como? Es tan sencillo como seleccionar en el buscador de manchas de https://starwaxthefabulous.es/buscador-de-manchas/ donde y que tipo de manchas quieres limpiar, y allí te aconsejan sobre el producto ideal para una solución instantánea.

Por si eso fuera poco, te proponen una serie de recetas para crear tus propios productos de limpieza. ¡Sacando tu lado mas creativo, obtendrás unos resultados únicos, te lo garantizo!

Yo ya me he unido al Marker Movement, la tendencia que da valor a los productos caseros, ¿te animas a seguirla?

Elena Bermúdez
Organizadora Profesional