Muchas personas me preguntan si la organización profesional de una casa es para toda la vida y mi respuesta es siempre la misma: sí siempre y cuando no cambien las circunstancias de quienes viven en ella.

Pero la realidad es que nuestra vida siempre pasa por diferentes etapas: al principio nos independizamos y vivimos solos, luego en pareja, más tarde vienen los hijos, con el paso de los años éstos se emancipan y en el transcurso de los años muchas personas cambian de trabajo e incluso de casa.

Todas esas etapas vitales implican cambios: cambios de horarios, cambios de rutinas, cambios en los objetos que tenemos en nuestras casas. En definitiva, cambios en como gestionamos nuestro tiempo y nuestras pertenencias.

Hace unos meses empecé una nueva etapa en mi vida que vino acompañada de cambios. Antes en casa nos despertábamos todos a la misma hora, pero ahora yo me suelo despertar unas dos horas antes.

Deslizar las puertas del armario para coger la ropa que había dejado preparada la noche anterior era algo que ya no debía hacer, porque cualquier mínimo ruido a esas horas podía afectar al sueño de quienes viven conmigo.

Estuve investigando durante un par de semanas sobre qué producto comprarme que me permitiese dejar la ropa organizada para no tener la necesidad de abrir armarios ni cajones por la mañana. No sabía exactamente lo que quería, pero sí lo que no quería: hacer agujeros en la pared.

Fue entonces cuando un día paseando por unos grandes almacenes vi a Linn. En ese preciso instante supe que era exactamente lo que andaba buscando, un complemento de organización versátil y con estilo ¿Qué más podía pedir?

La primera sensación que tuve cuando abrí la caja y saqué el producto fue la de estar ante un producto de calidad. Cada pieza viene perfectamente empaquetada y las mismas están colocadas entre sí de forma organizada.



Está dotado de una resistente estructura metálica con acabado en color blanco o negro. La parte superior posee una barra de bambú con dos extremos que también me permiten colocar prendas o complementos. Yo utilizo las perchas de aluminio dado que son la solución perfecta para colgar camisetas, jerséis e incluso camisas abotonadas, y todo ello sin esfuerzo y sin estirar el tejido. Están dotadas de unas prácticas muescas en los extremos que hacen que sean ideales para colgar prendas con tiras.

La parte inferior está compuesta por dos estantes de gran profundidad, creando unas amplias zonas de almacenaje tanto para prendas como para objetos o complementos. En uno de los estantes tengo ubicada la cesta plegable Grey que me permite dejar organizadas las prendas que ya están dobladas. Es una cesta multifuncional, apta para la ropa seca o mojada que posee una amplia capacidad de almacenamiento.

Los extremos de la estructura poseen una base antideslizante que permiten, por un lado, proteger el suelo y, por otro, evitar que Linn se mueva cuando lo usemos. En suma, el diseño del conjunto es realmente delicado, se puede apreciar como Brabantia ha cuidado hasta el más mínimo detalle y, por si todo ello fuera poco, cuenta además con una garantía de 5 años.

Como ya he dicho, yo lo tengo ubicado en mi dormitorio para tener a mano, y de forma organizada, la ropa que me voy a poner cada día. Pero se le puede dar infinidad de usos.

Tengo una amiga que lo tiene ubicado en la entrada de su casa y lo utiliza para dejar de forma organizada las chaquetas, abrigos, bolsas, etc. Como tiene niños, que entran y salen constantemente, a ellos les resulta muy cómodo dejar y coger de Linn sus prendas y objetos. De esta manera se evita que los depositen, aunque sea temporalmente, en cualquier otra parte de la casa, manteniéndose así el orden de ésta.



Otro es el caso de alguna de mis clientas que, por disponer en sus casas del espacio adecuado, lo han colocado en el cuarto de la plancha con el fin de dejar prendas apartadas para repasarlas, plancharlas o bien como ubicación momentánea hasta colocarlas en su destino de almacenamiento.

Por ello, siempre que organizo una casa y llega el momento de elegir qué sistemas de organización debemos implementar para que el orden permanezca durante tiempo, aconsejo que los elementos de organización que se adquieran tengan versatilidad. De esta manera, sea cual sea la etapa de nuestra vida en la que nos encontremos, podremos adaptarlos a ella.

Y tú ¿conoces a Linn?

 

Elena Bermúdez.

Organizadora Profesional.