Hace ya algún tiempo, en concreto en septiembre del 2014 recibí un regalo muy especial. Lo de especial hace referencia a la persona que me lo regalo. Me acuerdo perfectamente que estando en su casa, alguien toco al timbre y mi sorpresa al abrir la puerta fue encontrarme a una persona sosteniendo entre sus manos una caja enorme. Acto seguido, la invite a pasar y ella me entrego la caja que traía.

Entre curiosidad e intriga, la abrí y descubrí que mi regalo era un robot de cocina, concretamente una Thermomix modelo TM5. Realmente fue toda una sorpresa porque yo en ningún momento había manifestado que quería tener dicho electrodoméstico. No sabría deciros quien estaba más ilusionada con el regalo si quien me lo hizo o yo.

Me acuerdo que me la llevé a casa y empecé a investigar sobre cómo se podía cocinar en ella. Llegue a cocinar algún postre o alguna crema pero poco más. Pasaban los días y los meses y mi robot estrella seguía en la encimera de la cocina, pasando de un lado a otro. Yo lo veía más un estorbo que una utilidad.

Un día conocí casualmente a María y le comente que tenía una TM5 pero que no la utilizaba. Se sorprendió tanto al escucharme que se ofreció a enseñarme a utilizar mi robot de cocina. Al hilo de sus palabras detecté pasión por el robot y convicción en sus múltiples cualidades y prestaciones. He de confesar que generó en mí tal curiosidad por descubrir las prestaciones de ese “extraño de la casa” que decidí aceptar su invitación.

María vino a casa y me explicó desde el principio el funcionamiento del robot. A medida que iban pasando los minutos, me iba dando cuenta de que más que un robot de cocina yo tenía un tesoro en casa sin ni siquiera saberlo. Desde aquel día no he dejado de cocinar a diario con la TM5.

Thermomix_TM5_funciones

La ventaja de este modelo no es otra que la de ser un robot de cocina inteligente que incorpora un sistema de cocina guiada a través de una pantalla táctil. Incorpora también dos sistemas de seguridad para evitar accidentes. Realiza doce funciones diferentes: mezcla, cuece al vapor, tritura, pesa, remueve, muele, bate, emulsiona, calienta, amasa, cocina y trocea. Además, permite trabajar de dos formas diferentes, o bien a la manera de cocina guiada o bien de forma manual.

Lo bueno de cocinar con este robot es que podréis no repetir comidas en meses ya que dispone de miles y miles de recetas guiadas diferentes. Recetas que han sido probadas previamente, que siempre salen perfectas y que se renuevan de forma constante.

Podría afirmar que no hay nada que no se pueda cocinar en ella, desde la comida de un bebe, hasta elaborar su propia merienda o incluso repostería de alto nivel. Cocina platos fríos y calientes, y yo la considero “un salvavidas” para cuando hago una celebración en casa. Cocinar con ella me da seguridad, ya que no existe margen de error.

Últimamente se está hablando mucho de la acrilamida y de los perjuicios que presenta para nuestra salud. En síntesis, la acrilamida se desarrolla en determinados alimentos que se cocinan a temperaturas superiores a 120 grados. Cocinar con la TM5 me da la seguridad de conocer en todo momento a que temperatura cocino mis alimentos, cosa que no puedo hacer si cocino en la sartén.

Pensar a diario en qué queremos comer o cenar es algo que roba mucho tiempo. Con el ritmo de vida que llevamos actualmente lo que menos apetece entre semana es estar pensando en qué voy a cenar hoy o en qué comeré mañana.

Desde que salió la aplicación Cookidoo, planificar los menús semanales es un juego de niños. Te puedes descargar la aplicación en tu móvil y puedes ir seleccionando las recetas que deseas cocinar y adjuntarlas a un planificador, y por si todo ello no fuera suficiente ¡te hace la lista de la compra y te la organiza en función de la categoría de los alimentos!, dándote la opción de enviarla directamente al email.

cookkey - Con orden y limpieza

He de confesaros que estoy encantada con mi robot, pero de no haber conocido a María no sé si a día de hoy lo conservaría. No tengo palabras suficientes para agradecerle el trabajo que realiza y la pasión que transmite cuando habla de la TM5. Siempre que puedo intento ir a sus talleres y nunca ha dejado de sorprenderme.

A mí me cambió la vida el conocerla y el descubrir todo lo que me estaba perdiendo respecto a mi robot de cocina. Si tienes una TM5 y no le das el uso que deberías o incluso si estás pensando en adquirir una, te recomiendo que visites su blog https://thermomix-alicante.es/maria-fernandez-molina. Estoy convencida que, de una forma u otra, a ti también te ayudará.

 

Elena Bermúdez.

Organizadora Profesional.